“Es el tiempo de las mujeres”. Bajo ese lema se lanzó la Lista 4 del Frente de Todos para las próximas elecciones, en Pinamar, con miras a ganar la interna y obtener bancas en el Concejo Deliberante local, en el corto plazo; pero que proyecta algo mucho más ambicioso: consolidarse como armado para terminar con ocho años de hegemonía macrista (en 2023), encarnada por el intendente Martín Yeza. Y la frase eslogan no es simplemente de ocasión: se trata de la única nómina en el distrito encabezada por una mujer, Sol Besteiro, y el resto de los lugares tiene una fuerte preponderancia femenina. 

Es que cuatro de los siete precandidatos titulares a concejales son mujeres: aparte de Besteiro, Romina Moreira, Karla Rosa Valdiviezo Acuña y Romina Gemignani; y entre los suplentes la proporción es 50 y 50 (Elizabeth Ocaño y Mirta Acosta). También se divide por mitades las candidaturas al Consejo Escolar local (titular: Flavia Porres; suplente: Mariana Dufour). Así, en total, de los 15 lugares de la lista, unos ocho son ocupados por damas. Algo prácticamente inédito en la política nacional.

Diversidad detrás de un objetivo

La lista 4 del Frente de Todos logró condensar a distintos sectores del peronismo local con militantes de conocida trayectoria en el PJ local, la Corriente Nacional de la Militancia (que tiene como referentes a Agustín Rossi y a Cristina Álvarez Rodríguez) y el partido Partido de la Cultura, Educación y Trabajo (CET) del moyanismo. Y pocas semanas antes del cierre de listas llegó a un acuerdo con el partido vecinalista Propin, lo cual le da un volumen político importante de cara a lo que viene.

Pero no solo la impronta femenina caracteriza a la lista. También es importante la presencia sindical. En ese sentido, Besteiro y Valdiviezo Acuña son integrantes de la seccional local del sindicato de los profesionales de la salud CICOP, y Moreira forma parte del Sindicato de Choferes de Camiones

De esta manera, también cumple una de las máximas que pregonaba Juan Domingo Perón y que cada vez ocurre menos en los armados electorales justicialistas: que, como mínimo, un tercio de los lugares de las listas sean ocupados por representantes del movimiento obrero organizado.

Es con Sol

Sol Besteiro, de 39 años, le trajo una bocanada de aire fresco a un peronismo pinamarense que le costó mucho en los últimos años ungir un referente para enfrentar al gobierno local macrista. Licenciada en enfermería con 10 años de experiencia en el Hospital de Pinamar y estudiante de derecho, desde su rol de secretaria gremial de CICOP fue una de las voces más críticas del manejo de la pandemia por parte del intendente Yeza.

En junio tuvo mucha centralidad cuando advirtió que el alcalde macrista manipulaba las cifras de ocupación de camas por Covid-19 y fomenta el “turismo sanitario”. Yeza sostenía que la ocupación era de un 35%, lo que motivo a la dirigente del Frente de Todos a alertar que la ocupación real de camas de terapia intensiva llegaba al 80 por ciento.

Sol Besteiro representa renovación y esperanza para el peronismo pinamarense, de cara a lo que viene
Sol Besteiro representa renovación y esperanza para el peronismo pinamarense, de cara a lo que viene

Besteiro además señaló que en el municipio no hay ningún tipo de control para garantizar las medidas sanitarias porque “el intendente no está en esa línea de cuidados”.

La primera precandidata de la lista del Frente de Todos también fue una de las principales voces cantantes de la protesta contra el alcalde por el fraude con las tarjetas Alimentar, mediante el cual diferentes funcionarios del municipio fueron imputados por transferirse el crédito de 250 plásticos por un total de 2 millones de pesos.

“Hicimos varios pedidos de interpelación al propio Yeza, pero nunca se presentó. No da la cara. No quiere dar explicaciones a los vecinos de Pinamar y goza de un blindaje. Y los funcionarios que sí asistieron al Concejo, jamás presentaron documentación respaldatoria de sus dichos”, describió Besteiro que actualmente es asesora de la presidencia del bloque del Frente de Todos en el HCD de Pinamar.

Tweet de Maria Sol Besteiro

Quienes la conocen, destacan numerosas virtudes en Besteiro: “Tiene inteligencia, garra, sabe conducir bien los equipos y además viene de una familia con una larga y reconocida tradición en el peronismo pinamarense, algo que en el pago chico es un activo importante”, le describe a Data Diario un viejo conocedor del paño político local.

Sol Besteiro

El perfil de sus compañeras

Romina Moreira hace 35 años que vive en Pinamar. Cursó la primera en la Escuela N° 3 de Ostende y sus estudios secundarios fueron en la Escuela Técnica N°1 local. Trabajó en la recolección de residuos durante 12 años y actualmente es administrativa de la empresa del rubro Santa Elena. Afiliada y dirigente de Camioneros (su referente es Damián Comas, líder de la seccional del gremio en Partido de La Costa, Pinamar y Gesell), es representante del CET moyanista en la lista.

“Me siento muy feliz representando a los trabajadores. Mi mayor anhelo es contribuir para que en Pinamar se creen más puestos de trabajo que se mantengan durante todo el año, y no solo en verano. Me encanta que sea Sol quien encabeza la lista, porque estoy convencida que las mujeres podemos generar aportes muy importantes para transformar nuestra ciudad”, explica en diálogo con Data Diario.

Karla Valdiviezo Acuña hace 24 años que vive en Pinamar. Casada y con tres hijos. Licenciada en enfermería, trabaja hace 13 años en el hospital público de Pinamar (ya lleva 10 en el sector de terapia intensiva), también hace guardias en una clínica de General Madariaga y se recibió de abogada en la sede local de la UADE. 

“Decidí involucrarme en política porque no estoy para nada conforme con la situación actual de Pinamar. Y entiendo que forma de cambiar la realidad es participando en una alternativa como está que tendrá un fuerte enfoque en lo social y con propuestas para mejorar el destino turístico con el objetivo de generar más puestos de trabajo en todos los sectores de la economía local. Vengo del Propin y le agradezco a Marcos Guerrero, nuestro referente, que entendió la necesidad de avanzar en esta unidad y con un rol protagónico de las mujeres”, expresa.

“Veo un Pinamar muy distinto a cuando vine. Creció mucho, pero hay muchas cosas con las cuales no estoy de acuerdo. Hacen falta muchas cosas para que la gente viva dignamente. Me gustaría que el día de mañana los medios reflejen que en Pinamar se pueda vivir sin necesidades e inseguridad. Confío en este proyecto para cambiar la realidad de Pinamar”, explica.

De la mano de las mujeres pinamarenses, en definitiva, se presenta una buena alternativa para dar oxígeno y crear expectativas positivas de cara al futuro en la política de Pinamar.