La diputada de la provincia de Buenos Aires por el partido Fe, Natalia Sánchez Jáuregui, quien asumió su banca en 2019 dentro de la lista de Juntos por el Cambio, decidió saltar para integrar el bloque del Frente de Todos.

La legisladora de Necochea, de carrera gremial bajo el ala del fallecido sindicalista Gerónimo “Momo” Venegas, comenzó su camino militando, años atrás, en las filas del PJ bonaerense, junto con el actual jefe de Gabinete del distrito, Martín Insaurralde, uno de los responsables de su jugada.

Con su mudanza, Sánchez Jáuregui convierte al bloque del FdT en la primera minoría de la Legislatura bonaerense. En diálogo con el diario La Nación, la referente de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) aseguró que no se siente “una traidora”, como la acusaron, ya que no encontraba una puerta para el diálogo donde se encontraba. “Nos trataban como los negritos de Juntos por el Cambio”.

La diputada formó parte del, dentro de Fe, del peronismo aliado con Juntos por el Cambio para las elecciones de 2019 y sus inicios en la política fueron en el PJ bonaerense. “Desde esos tiempos soy muy cercana a Martín Insaurralde, a Mariano Cascallares (intendente de Almirante Brown). Con ese peronismo es con el que me siento más cercana”.

Y agregó: “Nos conocemos de la militancia. Hemos crecido cada cual en su lugar. En mi caso, gremialmente y políticamente”.

Por otro lado, afirmó estar convencida con los movimientos dentro del oficialismo tras la derrota electoral al sostener: “Con los cambios a raíz de los resultados de las elecciones, creo que hay una nueva camada de dirigentes políticos que tienen muchas respuestas y confío en que van a llevar adelante la reconstrucción y resolver los temas que la Provincia espera».

En lo que ella llama la renovación del FdT Sánchez Jáuregui planteó que encontró la posibilidad de entablar un diálogo que antes no conseguía. “Como espacio político pedíamos una mesa política para expresar las cuestiones que no iban bien. Esto se construye desde el interés del otro de escuchar, pero en Juntos por el Cambio no estaba”.

Y agregó: “Ahora podemos hablar con los dirigentes que tienen la responsabilidad de conducir este proceso», quien destacó que los proyectos que votó en estos dos años “eran en consenso de los dos grandes espacios”.

Además explicó: “Decidimos no acompañar más a Juntos por el Cambio porque no nos sentíamos representados, no éramos tenidos en cuenta. Hace dos años, yo no tenía el rol que tengo ahora. Hoy yo me encuentro en otra posición de toma de decisiones, no como cuando estaba Momo. Venimos sorteando obstáculos, nos sentimos más ninguneados desde lo que éramos”.

Y continuó: “Estar en Juntos es querer trabar al Gobierno como se vio con el presupuesto y cuando más se necesita pensar en la gente después de dos años de pandemia”.

La nueva incorporación del bloque oficialista precisó al diario La Nación, que incluso los afiliados al sindicato se abrieron antes de que ella tomara la decisión. “Hasta nuestros trabajadores nos dijeron que no iban a acompañar la posición del gremio con respecto al partido dentro de Juntos por el Cambio. Tenemos que escuchar a quienes representamos”.

En ese sentido, Sánchez Jáuregui sostuvo: “Hay más afinidad política con este sector y nos escuchan. En lo personal, el ingreso me hace mirar al futuro. No puedo mirar al pasado y pensar qué hubiese hecho alguien que no está”.