Este viernes, el intendente macrista de Pinamar, Martín Yeza, defendió a los agentes municipales que quisieron secuestrarle la canasta de churros a un vendedor ambulante que estaba haciendo su trabajo en la playa.

El mandatario local explicó que los agentes de fiscalización municipales intentaron sacarle la canasta para hacer respetar los "cuidados bromatológicos" y equilibrar la venta de productos con el descanso de los turistas.

"La venta ambulante está permitida, pero tiene un sistema que busca el equilibrio entre que exista oferta y que a la misma vez la playa no sea un griterío de ofertas "Helado, helado!". Buscamos que la gente venga a descansar", sostuvo en un descargo que hizo en su cuenta de Twitter.

Tweet de Martín Yeza

Acto seguido, indicó: "Con el punto anterior pueden no estar de acuerdo, pero hay una cuestión central y es el de los cuidados bromatológicos. Sobre esa venta de alimentos, sin licencia, desconocemos en qué condiciones fueron producidos y quizás se los estás dando a tus hijos. Por eso los cuidamos".

Sin embargo, parece que hay intereses detrás de la quita de la canasta de churros al vendedor laburante: Yeza estaría defendiendo el negocio de un amigo. En las últimas horas salieron a la luz una serie de tuits del intendente destacando a Churrería El Topo, una de las más conocidas no solo de Pinamar, sino del país.

El 23 de octubre de 2020 escribió un tuit arrobando a la cuenta del negocio gastronómico: "Que ganas de arrancar con una docena de churros el día igual, pero no llegamos al verano jaja. Abrazo!!". El 30 de diciembre escribió: "Mazo de cartas y churros de @churreriaeltopo". Lo mismo hizo el 28 de febrero de 2021, esta vez, citando un tuit de la churrería: "Por supuesto, que siempre es más tranqulio y siempre una buena oportunidad para comerte los mejores churros de la Argentina".

Pinamar: el intendente macrista Martín Yeza defendió que le hayan sacado la canasta de churros al vendedor ambulante

Como si esos tuits no dieran a pensar sobre un posible trasfondo de negocios entre Yeza y Churrería El Topo, en su descargo sobre la situación con el vendedor ambulante, el intendente de Pinamar no perdió oportunidad de publicitar a sus amigos.

"1) Se pueden vender churros en la playa por ej @churreriaeltopo puede hacerlo, para eso tiene una cocina en condiciones bromatológicas y una licencia. 2) Los que no pueden vender son los que no tienen licencia ni cocina declarada", escribió ante la consulta de un seguidor.

Tweet de Martín Yeza

Por otro lado, casi se matan dos jóvenes andando en cuatriciclos. Los siniestros fueron protagonizados por turistas que no cumplían con ninguna medida de seguridad. Los pilotos no llevaban cascos ni ninguna medida de seguridad, sin embargo, para Martín Yeza es más importante que los agentes municipales se encarguen de cuidar el negocio de un amigo y no velar por la seguridad de los turistas y ciudadanos.

Tweet de data diario