En la cuenta regresiva para las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) en la provincia se repiten denuncias de ataque a la cartelería de los candidatos. En esta ocasión, también en el municipio de San Isidro y contra el Frente de Todos.

Sebastián Galmarini, director del Banco Provincia, fue quien realizó la denuncia. Publicó las fotos de varios carteles de los candidatos locales del FdT que aparecieron rotos y con inscripciones injuriantes.

“Asesinos”, se puede leer en una de las fotos que publicó el dirigente del Frente Renovador a través de las redes sociales.

“En distintas zonas de San Isidro nos vandalizaron los carteles y atacaron a nuestros candidatos. ¿Qué nos pasa?”, cuestionó Galmarini.

El dirigente opositor al intendente local del radicalismo,, aseguró que “la violencia nunca es buena. Venga de donde venga” y remató señalando que “esto no es democracia”.

Tweet de Sebastian Galmarini

Cabe recordar que San Isidro es un municipio gobernado por la familia Posse desde el retorno de la democracia; primero por el padre del actual intendente, Melchor, y desde hace años por el hijo, Gustavo. El peronismo intentó recuperar el distrito, pero hasta ahora no ha podido.

Sin embargo, ahora, con un recambio importante de dirigentes que ganan terreno, vislumbran que pueda ser la oportunidad de dar el golpe en estas elecciones y poder comenzar a pensar en un regreso en 2023. 

No obstante, la violencia política en el medio complica la campaña electoral, aunque no es exclusivo de esta localidad de la Primera sección electoral.

La denuncia se suma a la de otros espacios políticos que denunciaron la ruptura de carteles, pasacalles, escrituras sobre los nombres de las y los candidatos, lo que despertó el repudio de los diferentes sectores. Uno de los ejemplos más recientes se dio en La Plata, donde la denuncia llegó de parte de Facundo Manes y la Unión Cívica Radical.