Bajo el justificativo de "posibilitan el funcionamiento de los servicios, su mantenimiento y la operación bajo estándares de seguridad", el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta confirmó el aumento de más del 40% en taxis, subtes, estacionamiento y Verificación Técnica Vehicular (VTV) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En lo que respecta a las fichas de taxis, el aumento se hará en dos partes y será del 44%. El cálculo surge del ajuste en la Unidad Fija que regula el valor que se tiene que aplicar en una infracción y debe tener una actualización cada seis meses, según la Ley 451.

El artículo 20 de esa ley deja aclarado que "cada Unidad Fija tendrá un valor equivalente a medio litro de nafta de mayor octanaje informado por el Automóvil Club Argentino sede Central y se establecerá por períodos semestrales".  

En cuanto al aumento en los subtes, también se hará en dos partes y será del 43%. El pasaje se incrementó el pasado 25 de noviembre, pasando de valer 19 a 21 pesos, lo que supuso un incremento acumulado del 180% en los últimos tres años.

Este nuevo aumento va en línea con la extensión de la concesión del servicio a la empresa Metrovías, perteneciente al grupo Roggio, hasta el año 2032, es decir, por 11 años más.

El estacionamiento medido subirá de $15 a $30, un 100% y la VTV un 42%, ambos a partir de febrero. En el caso de los autos, el precio pasará de $1.838 a $2.665 y las motos de $691 a 1.002 pesos.

Además, Larreta impuso un impuesto por el uso de tarjetas de crédito: los porteños que utilicen tarjeta de crédito deberán abonar un cargo adicional de 1,2 por ciento en concepto de impuesto de sellos