Mauricio Macri no tuvo tiempo de declarar pero si de relajarse y jugar al golf. Ayer fue hasta Dolores para declarar ante el juez Martín Bava en el marco de la causa que lo investiga por presunto espionaje ilegal sobre los familiares de las 44 víctimas del submarino ARA San Juan. Sin embargo, no dijo nada y presentó un escrito en el que además pedía su sobreseimiento. 

Antes de eso, en su entrada al juzgado Macri agredió a un periodista de C5N, tirándole su micrófono al piso, donde había un charco de agua, motivo por el cual el aparato quedó inutilizado.

Tras salir de los tribunales, el exmandatario volvió a actuar con absoluto cinismo, sin siquiera respetar la memoria de las víctimas del submarino hundido, y decidió irse a jugar al Golf Club Dolores. Desde las redes del lugar se encargaron de documentar el momento de ocio y esparcimiento.

Golf Club Dolores

"Nuestro Golf Club Dolores está cada día más lindo. En el día de hoy, recibimos la visita de Mauricio Macri", escribieron en las redes del club. Según el presidente de la entidad, el exjefe de Estado estuvo "unos quince o veinte minutos tirando pelotitas en el área de práctica y se fue".

Tweet de data diario