El exjugador de Boca Juniors Silvio Carrario, confesó en un programa de televisión ser ñoqui durante el Gobierno de Cambiemos en un cargo como director de Deportes de la ciudad de Bell Ville, en la provincia de Córdoba.

En diálogo con Alejandro Fantino en el programa ESPN Show, el exfutbolista ratificó: "Fui director de Deportes. No me gustó, no hacés nada. Estás ahí y no hacés nada, no hacés ni mierda. Tenías 15.000 pesos para gastar por mes. No hacés nada, comíamos asado", esgrimió.

"Quince mil pesos por mes teníamos, no hacíamos nada. Los gastábamos en asado, no podíamos hacer ni una competencia", confesó "el Twetty" mientras estuvo al frente de la dirección de Deportes en la ciudad de Bell Ville, donde viven más de 34 mil habitantes y está ubicada en la provincia de Córdoba.

"Es muy bueno, felicidades", fueron las respuestas de los periodistas Alejandro Fantino, Cecilia Bonelli y Emiliano Pinzón, entre burlas y carcajadas, mientras optaron por no indagar en las escandalosas declaraciones del exfutbolista argentino.

Carrario llegó a la política del radical Mario Negri, uno de los mayores aliados políticos del expresidente Mauricio Macri. Su presupuesto como funcionario era muy ínfimo, contaba con 15.000 pesos para llevar adelante políticas que nunca ejecutó, y reconoció públicamente que ese dinero fue utilizado para comer "asado" junto a sus colegas mientras miles de niños y ciudadanos de Bell Ville esperaban por directivas que mejoren su calidad de vida.