A pesar de la afirmación del presidente Alberto Fernández, que aseguraba que el fútbol continuaría a puertas cerradas, el reclamo de los futbolistas cobró fuerza y finalmente suspenderán todos los partidos. 

El presidente de Futbolistas Argentinos Agremiados, Sergio Marchi aún no confirmó la noticia y aseguró que mañana habrá una reunión en AFA, pero se da por descontado que la decisión está tomada. 

La noticia es un revés para el presidente de la AFA, Chiqui Tapia, como para el presidente de la Superliga, quienes abogaban por la continuidad.