Tras la derrota del oficialismo en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias 2021, el Gobierno escuchó el mensaje de las urnas y lanzará un paquete de estímulo y asistencia a los hogares para poder sortear la actual situación de pandemia, que evita que el crecimiento del país sea aún más rápido.

Entre esa serie de medidas se destaca el regreso del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el bono que cobraron aquellas personas que cumplían con los requisitos para se beneficiarios durante la primera ola de contagios y en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que permitió contener la situación de 8,9 millones de hogares.

Gracias al plan de vacunación y la creación de nuevos puestos de trabajo, mucha gente pudo recuperar su actividad, por lo que este nuevo auxilio-que aún no tiene nombre definido-alcanzaría a entre 2 y 3 millones de hogares. Según informaron fuentes oficiales a El Destape "estamos trabajando en identificar los hogares con problemas"

Vuelve el IFE: alcanzará a dos millones de personas

La posibilidad de implementar este nuevo impulso había surgido en febrero, pero al acelerarse el ritmo de vacunación, el Gobierno dejó de lado la iniciativa. Sin embargo, el resultado adverso en las PASO reflejó el descontento de un sector que todavía no logró insertarse en un empleo, mayormente por el grado de informalidad la economía, en un contexto de pandemia aún vigente.

Aunque aún no hay precisiones sobre los criterios obre los que se hará la asignación del IFE, se mantendrán los originales. 

Alcanzaría a: Trabajadores y trabajadoras informales. Trabajadores y trabajadoras de casas particulares. Monotributistas sociales. Monotributistas de las categorías A y B.  

Requisitos a cumplir para ser beneficiario:

Ser argentino nativo o naturalizado y residente, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años.
Tener entre 18 y 65 años de edad.
Que el titular o su grupo familiar no tenga ingresos provenientes de un trabajo en relación de dependencia en el sector público o privado.
No ser monotributista de categoría C o superior, o del régimen de autónomos.
No recibir una prestación de desempleo.
No percibir jubilaciones, pensiones o retiros contributivos o no contributivos nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
No percibir planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales.

El IFE es compatible con el cobro de la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazo y el programa Progresar.

Tweet de data diario