Luego de reunirse en la residencia de Olivos, el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof, y el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, acordaron uno de los principales puntos para encarar la próxima fase de la cuarentena en el área metropolitana, la zona crítica de transmisión comunitaria del coronavirus

La principal medida es que se restringirá fuertemente la circulación en todo el AMBA, sin embargo no se volverá a la fase 1 como algunos especulaban. "Los tres gobernantes estamos de acuerdo", señaló el presidente durante una reunión con editores de medios gráficos y audiovisuales. 

Si bien por el momento se mantiene la apertura de los negocios de cercanía, aún resta definir qué actividades volverán a cerrar, pero el objetivo es tomar las medidas cuanto antes, debido a la alta tasa de ocupación de las camas de terapia intensiva, que en algunos distritos sobrepasa el 60%.