El calentamiento global avanza implacable, y el circulo Polar Ártico registró picos de temperaturas récord, lo que generó honda preocupación en las autoridades ambientales. 

La ciudad siberiana de Verkhoyansk, a unos 5.000 kilómetros de Moscú, registró este fin de semana una temperatura de 38 grados centígrados, la más alta jamás medida dentro del círculo polar ártico desde que hay registros, que en el caso de esta localidad siberiana hablamos desde el año 1885. 

Los registros se están analizando, pero de confirmarse sería la más alta registrada en el ártico donde el calentamiento duplica su velocidad. 

En lo que va de 2020, Siberia registra temperaturas extremas para la región con una media de 10 grados por arriba de lo normal.Esto generó derretimiento de nieve y hielo de forma acelerada. El derretimiento, provocó hace poco tiempo el derrame de petróleo en Norilsk, 20 mil toneladas de diésel en el río Ambarnaya.