Las alarmas se encendieron en el país. La directora de Migraciones, Florencia Carignano, confirmó que se descubrieron dos casos de coronavirus de la variante delta, una de las más agresivas del coronavirus.

Se trata de dos menores de edad que llegaron desde París el 24 de abril y residen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

"Nosotros hemos detectado dos casos de la variante delta en Ezeiza, por eso es tan importante el hisopado que se hace acá en la Argentina. Los aislamos automáticamente en hoteles junto a todos sus contactos estrechos", declaró la funcionaria en FM Futurock.

Tweet de ¿Por qué es tendencia?

Según informó en la entrevista radial, se trata de dos pasajeros que habían subido al avión con testeos PCR negativos, y al ser hisopados en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza se detectó que habían contraído el virus. Hasta el momento, los contactos estrechos no contrajeron la enfermedad y transitaron el aislamiento sin síntomas.

"Se habían testeado 72 horas antes de subirse al avión. Cuando llegaron a Ezeiza, dieron positivo. Esos hisopados se mandaron al Malbrán, que detectaron qué tipo de cepa era. A partir de ahí se buscan los contactos estrechos, quiénes estaban sentados al lado y se los aísla y se hace un monitoreo. Por esa razón, estas personas no circularon libremente y no se extendió el contagio", explicó.

El ministerio de Salud aclaró que estos casos no son nuevos, los mismos habían sido informados a principios de mayo en un comunicado publicado en su sitio web.

Esta variante es una de las más contagiosas, incluso más aún que la cepa británica. Al mismo tiempo, especialistas informaron que la variante que proviene de La India podría llegar a evadir algunas vacunas y la OMS elevó una alerta especial porque esta mutación “está lista para arraigarse” en Europa en un momento que se disponen a levantar los confinamientos.