Luego de meses y meses de espera y constantes reclamos, la compañía de seguros y asistencia al viajero Assist Card decidió finalmente hacerse cargo del pago de la póliza contratada por el matrimonio argentino, del cual la mujer sufrió un aneurisma en agosto pasado en Estados Unidos, en plena pandemia de Coronavirus.

Por largo tiempo, la empresa se negó a hacerse cargo de los gastos de la internación y procedimientos médicos. Luego de varios idas y vueltas le aseguraron a Patricio Durrels, esposo de la víctima del aneurisma, que el pago se haría en dos cuotas. Sin embargo y con el acuerdo de por medio, con otra excusa diferente Assist Card se niega a cumplir con lo pactado y ratificó que no se hará cargo de la situación.

A principios de febrero el matrimonio viajó al país norteamericano para estar con su hijo, quien estudia allí. Durante su estadía, contrataron a través de la página web de la empresa de asistencia al viajero una póliza por el termino de un año, con una cobertura máxima de hasta 150.000 dólares.

Durrels dio detalles de la sitaución al portal Big Bang News: "En ningún momento del proceso online, el sistema de Assist Card nos preguntó si estábamos en Argentina o no, con lo cual, el hecho de estar fuera de Argentina no fue un impedimento para contratar la póliza".

Su esposa permaneció internada alrededor de dos meses en el Tampa General Hospital luego de sufrir el problema de salud y quedar varados en EE.UU por la pandemia de Covid-19.

El marido se contactó con Assist Card y luego de contarles lo sucedido, la empresa se comunicaba diariamente: "A partir de ese momento, a diario era contactado por teléfono y por correo electrónico por personal de Assist Card. Ellos me preguntaban por el estado de mi mujer, por los procedimientos médicos que se le estaban realizando, y además fueron quienes comenzaron a interactuar en forma directa con el Tampa General Hospital".

"Sorpresiva e intempestivamente, el día 24 de diciembre Assist Card le comunicó a Tampa General Hospital su decisión de no cumplir con nuestra póliza por tener mi mujer una condición preexistente que no fue especificada", cuenta Durrels luego de que le enviara a la empresa las facturas de los servicios médicos, que supuestamente iban a ser pagadas por Assist Card una vez finalizado el proceso. 

La esposa se encuentra bien de salud, sin embargo, ahora acarrean una deuda de 1.700.000 dólares con el Tampa General Hospital.

Ahora Assist Card se niega a hacerse cargo de la deuda, y Durrels cuenta que la relación con el hospital se rompió. ya que primero prometieron un pago en dos cuotas y ahora ni siquiera eso.