Luego de varios incumplimientos del establecimiento en lo que respecta a la normativa vigente, por no contar con la habilitación municipal, provincial y nacional, no presentar un plan de reconversión, por inconsistencias en el plantel faunístico declarado, por entrecruzamiento de especies, y por permitir el contacto entre los visitantes y los animales, el Zoológico de Luján fue clausurado.

Esta mañana y tras la resolución firmada por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, la Brigada de Control Ambiental (BCA) cerró el establecimiento en un operativo encabezado por el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, luego de agresiones sufridas por los inspectores a manos de supuestos empleados del lugar,

Juan Cabandié on Twitter

 

Después de numerosos reclamos de vecinos a lo largo de los años en los cuales denunciaban maltrato a los animales, y por quebrantar en reiteradas oportunidades las leyes nacionales de Conservación de la Fauna y la General del Ambiente, se tomó la decisión de clausurar el lugar.

El pasado 2 de septiembre la Reserva Zoo de Luján S.R.L recibió una intimación en conjunto del Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, el intendente del Municipio de Luján y el secretario de Control y Monitoreo Ambiental para que en un plazo de 72 horas se presente el plan de adecuación del zoológico, acción a la cual se habían comprometido a asumir ante las autoridades en febrero y que incumplieron.

 

De este modo, el objetivo es velar por el bienestar de los animales y transformar un zoológico construido con las instalaciones correspondientes para asegurar la preservación de la fauna silvestre.