En el mes de agosto, hubo gran revuelo en las redes, luego de que viralicen las imágenes de una fiesta de esquiadores en el Cerro Chapelco. Particularmente siete individuos se mostraban celebrando que allí "no existía la cuarentena.", mientras en todo el país regían fuertes restricciones preventivas frente al coronavirus

“¿Se dieron cuenta que en Europa y en San Martín de los Andes ya no hay cuarentena?”, decía uno. “No hay más cuarentena acá”, decían mirando a la cámara de un celular. Allí el distanciamiento era nulo y nadie llevaba puesto el tapabocas. 

Rápidamente, el Ministerio de Turismo de Neuquén suspendió la concesión del bar del centro de esquí de Chapelco en el que se violó la cuarentena y se vendía libremente cerveza. Paralelamente a esto, la Justicia, realizó una investigación sobre las personas que aparecían en el video. 

Luego de la investigación el fiscal del caso Maximiliano Bagnat resolvió que las siete personas deberán colaborar con la Clínica Chapelco de San Martín de los Andes, para el traslado en un vuelo especial de profesionales de la salud y además deberán colaborar con el transporte de equipamiento médico desde la ciudad de Neuquén hacia esa localidad.

Tambien deberán costear el traslado aéreo de dos neuquinas que quedaron varadas en la localidad de Panguipulli, Chile. Además está prevista una donación a la cooperadora del hospital público de San Martín de los Andes, destinado a la compra de un sillón especialmente diseñado para tratamientos de larga duración (quimioterapia; hemodiálisis, entre otros) y de barbijos para los profesionales del hospital.

Por otro lado brindarán asesoramiento gratuito a asociaciones civiles de San Martín de los Andes, para que obtengan el reconocimiento juríico de la dirección Provincial de Personas Jurídicas.

La decisión judicial, se tomó luego de que los esquiadores asumieran la responsabilidad por el comportamiento que tuvieron, pidieron disculpas y ofrecieron hacer una reparación por el daño causado.