El avance de la variante Ómicron del coronavirus genera preocupación a nivel mundial, ya que se trata de la variante más contagiosa que se propaga a una velocidad nunca antes vista y pone en tensión a todos los sistemas de salud. 

En Estados Unidos, que registró picos de 280 mil nuevos contagios diarios, es la cepa predominante, y se propaga rápidamente aun en los pacientes vacunados. Es por eso que los médicos de ese país recomiendan usar los barbijos más eficaces y dejar de lado o reforzar los de tela con otro desechable. 

De acuerdo a los especialistas, el barbijo común de tela no es suficiente para prevenir esta variante, por eso recomiendan los barbijos quirúrgicos N95, o mascarillas de respiración más potentes. 

El periódico The Wall Street Journal, reportó que la Clínica Mayo exige a todos los pacientes y visitantes el uso de barbijos N95 o KN95. De acuerdo a la información, en dicha institución médica a quienes lleven barbijos de tela, se les adicionará una mascarilla de grado médico para que usen encima. 

Los barbijos de tela, pueden bloquear las gotas más grandes que transportan el virus, pero no son eficaces para las partículas pequeñas o aerosoles. Los barbijos N95 poseen una capa filtrante de polipropileno que evita la filtración de las partículas pequeñas.