No son los días más tranquilos para la familia Tevez. Después del escándalo que protagonizó Carlos Tevez por no querer pagar el impuesto a las Grandes Fortunas, aporte extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia de coronavirus, ahora su mujer, Vanesa Mansilla, se ve envuelta en un escándalo tras dos graves denuncias por precarización laboral.

El sitio web Gestión Sindical reveló que la esposa del jugador recibió denuncias por despidos sin indemnización en un spa que tendría en el barrio porteño de Recoleta. Al mismo tiempo, otras personas estarían trabajando "en negro", es decir, por fuera de la ley y en forma precarizada.

En el programa que conduce el periodista Flavio Azzaro en Crónica TV aseguraron: "Llegaron dos cartas documentos dirigidas a Vanesa Mansilla. Sería la dueña de un SPA en Recoleta, Bella Flor SPA. Despidió a dos empleadas sin indemnizarlas, en blanco. Hay otras empleadas que están en negro. Las despidió en el marco de la pandemia en donde hay doble indemnización y prohibición de despidos".

Tweet de Crónica

Acto seguido y fiel a su estilo picante, Azzaro comentó: "Siempre en el ojo de la tormenta. Por fútbol, por parques eólicos, por trabajadoras que denunciaron a su mujer".

Por otro lado, en el programa Los Ángeles de la mañana mostraron la imagen de la carta documento que realizó una de las empleadas contra Mansilla , donde se puede leer "Demuestra absoluto desprecio por mi relación laboral… no queda otra posición que la de considerarme injuriada y despedida".

"Por lo tanto, curso la intimación a fin de que me sean abonadas las indemnizaciones previstas por los artículos 231, 232, 233 y 245…", concluyó la denunciante.

Tweet de Data Diario