El Gobierno puso en marcha hoy un nuevo plan de empleo para trabajadores desocupados del rubro de la construcción con el foco puesto en mejorar la calidad de vida de los argentinos y dar vuelta las elecciones generales en noviembre. Será tanto para construcciones privada como públicas y el Estado pagará parte de los salarios.

La iniciativa fomenta la contratación de personal con el salario subsidiado durante 12 meses, lo que le genera una menor inversión al empleador. El objetivo es brindar trabajo a los sectores más postergados y golpeados con la mirada puesta en la salida de la pandemia por coronavirus.

El Gobierno lanzó un nuevo plan de empleo para desocupados del rubro de la construcción

También podrán optar por no abonar los aportes patronales en un 90% y 95% por un año, a cambio, la empresa deberá garantizar al menos un año de contrato para su nuevo empleado.

El foco estára puesto en la inserción laboral de trabajadores de la construcción que actualmente estén desocupados y se les brindará capacitación de ser necesario. A su vez, se formarán profesionales para incorporar a los planes de obra municipales que se desarrollaran en los próximos meses.