El lamentable accionar el Gobierno de Brasil con el presidente Jair Bolsonaro al frente, tuvo como consecuencia el crecimiento exponencial del número de contagiados y superó ampliamente la barrera de los 1000 casos detectados. 

El último número difundido por las autoridades de ese país es de 1128, y el número de muertos ya ascendió a 18 lo que ubica al país más grande de latinoamérica en la situación más crítica del continente. 

San Pablo es el estado más expuesto con un total de 459 casos detectados y 15 de las 18 muertes. Es evidente que la ausencia de medidas estrictas desataron una difusión masiva del virus. 

Ministério da Saúde on Twitter