Una joven de Estados Unidos, reveló una escalofriante historia en la plataforma social Tik Tok, su nombre es Katherine Verb, quien realizó un relato sobre su pareja que se hizo viral. 

El hombre se llamaba William James Khan a quien conoció través de una app de citas en 2018, cuando ambos vivían en Honolulu (Hawái) por cuestiones laborales. El 13 de junio de aquel año, se vieron en persona por primera vez: en ese momento hubo mucha química entre ellos, recordó la joven. 

Khan le dijo a la joven que tenía muchas tareas laborales, por lo que no la podía ver muy seguido. Entonces acordaron verse una vez a la semana. 

Katherine relató que pese a no buscar nada serio, terminó por enamorarse de él. "Era muy amable, considerado y tolerante", y por siempre se veían sólo en hoteles, debido a que ambos compartían vivienda. 

La estadounidense explicó que ignoró muchas cosas raras de él, como por ejemplo que no usaba ninguna red social, debido a que el amor la "cegaba". Tres meses después de conocerse, Verb le confesó a Will que estaba muy enamorada. Lo mismo le respondió él. 

Tiempo después el hombre le contó una noticia muy triste, su madre padecía cáncer, por lo que debía partir y desde entonces sólo se veían algunas veces al mes. 

Luego comenzaron a frecuentarse en Nueva York y la mujer le manifestaba que quería conocer a su familia. Pero él se negaba, alegando que su mamá no quería que nadie la visitara por su delicado estado de salud.

La relación comenzó a ser distante durante 2019, pese a plantearse juntos la posibilidad de vivir juntos. Will le comentó que su papá había contraído tuberculosis. Ella seguía residiendo en Honolulu y él, presuntamente, en Hackensack para cuidar a ambos padres. 

Otra cuestión que le llamó la atención a ella fue que en las dos veces que le pidió su documento de identidad, debido a las dudas que le generaba, Will no se lo dio porque la foto le daba "mucha vergüenza".

En 2020 volvieron a frecuentarse en Nueva York pero inmediatamente comenzó la pandemia. Y él antes de ir a ver a su madre le dijo que se había hecho un test de coronavirus, que dio positivo. Ella se ofreció ayudarlo en todo, aunque él ignoraba su asistencia. Al final, el 12 de abril, dejó de contestarle y atenderle los llamados a su novia.

Con preocupación, frente a la posibilidad del peor final, ella llamó a todos los hospitales de la zona, desde cada establecimiento le contestaban que no había nadie internado que se llamara "William James Khan". Entonces, se acercó a la policía para denunciar que su novio había desaparecido: los oficiales le explicaron que no existía nadie con ese nombre.

 Luego comentó que entró a la misma aplicación por la que conoció a Khan, y confirmó su peor sospecha, observó que él se había estado conectado en los últimos días. Todo este tiempo, le había mentido: tenía una doble identidad.

"Así que mi novio no sólo me 'ghosteó', fingiendo su muerte, sino que además me mintió durante dos años sobre su verdadera identidad", dijo enojada. Pese a esto, ella decidió no confrontarlo e intentar superar el asunto.