TEMAS DE HOY:

|

Fuerte denuncia: Jorge Lanata es dueño de una offshore llamada Ireneo Funes

El comunicador Martín Peiretti denunció que el periodista "fugó más de dos millones de dólares" que le habría dado el expresidente Mauricio Macri. 

Martes, 16 de agosto de 2022 a las 12 14,

Por Julián Nahuel Padilla

Martes, 16 de agosto de 2022 a las 12 14,

Siempre rondó la idea de que Mauricio Macri le había entregado dinero a Jorge Lanata para atacar al kirchnerismo y enaltecer su figura, tanto durante la campaña electoral de 2015 como su mandato como presidente, hasta 2019. Ahora, esa hipótesis parece comprobarse gracias a una revelación del comunicador Martín Peiretti, quien denunció que el periodista del Grupo Clarín es dueño de una offshore que utilizó para fugar esos dólares dados por el expresidente.

Lanata, junto a su esposa, la abogada Elba Marcovecchio, es dueño de la sociedad offshore Ireneo Funes SRL. Ireneo Funes es el nombre del protagonista del cuento de Borges Funes el memorioso. 

La offshore del periodista fue abierta en enero de 2022 y tiene jurisdicción en Miami, Florida. Como directores de la sociedad figuran, efectivamente, Lanata y su mujer. La calle donde fue registrada la sociedad es Stanton DR 907.

"Estas son las sociedades offshore llamadas Ireneo Funes SRL, de Jorge Lanata y su esposa la abogada Elba Marcovecchio", escribió el locuitor Peiretti en su cuenta oficial de Twitter. En su mensaje, añadió: "Acá Lanata fugó los más de 2 millones de dólares que Macri le dio cuando era presidente para construir su relato. Lanata termina procesado y en cana".

En abril de 2016, cuando se publicó la investigación internacional Panama Papers, Lanata escribió en su columna de Clarín: "Macri reacciona de modo torpe y confiado: como es legal no tengo nada que explicar. Reacciona como un millonario y no como un presidente. Marcos Peña-que parece ser la única persona que escucha- debería explicarle la diferencia entre verdadero y verosímil: aún cuando su empresa hubiera tenido como objetivo reunir fondos para el comedor de Margarita Barrientos, una offshore en Panamá es sinónimo de evasión de impuestos".

Jorge Lanata compró tres “obras de arte” y cayó en una estafa multimillonaria

El periodista macrista Jorge Lanata fue víctima de una estafa multimillonaria por la que inició un reclamo ante la Justicia. Exigirá el pago de más de 40 millones de pesos.

El siempre polémico conductor de radio y televisión habría comprado tres cuadros, en principio auténticos, pero que no resultaron ser los que le vendieron como “obras de arte”.

Lanata compró dos de estos cuadros por un monto de 45 mil dólares cada uno y el restante por 50 mil a una galerista de nombre Diana García Calvo. La mujer le vendió las obras asegurando que eran de “óleo en madera” y que se pintaron “alrededor de 1945”.

Según la vendedora su autor ya estaba fallecido, por lo que aumenta su valor. Tras conocer estos datos el periodista adquirió las obras: Jorge (Lanata), contento, compró las obras y las llevó a su casa chocho. De repente, dijo, ‘quiero vender’”, relató Paula Varela en Socios del espectáculo.

Al querer venderlas, Lanata se topó con alguien que le dijo “perdón, acá te cagaron, esto no está bien”, comenzó relatando al aire. Esta obra es trucha, no es ningún oleo, es la tempera de los nenes de jardín de infantes, esto está mal.

El periodista se dirigió a la galería donde las compró y le dijeron: “Mira, el único dueño de estas obras es éste. Se llama Enrique Eduardo Nuñez”. Sin embargo, desde ese momento no pueden dar con el paradero del supuesto dueño de las millonarias “obras de arte”.

Por su parte, desde el local afirmaron que los cuadros se vendieron “certificados”, ya que esa es la forma de vender estas piezas de arte. Junto con la explicación, le entregaron “20 mil dólares y otra obra de arte” a Lanata, la cual también resultó ser falsa.

A raíz de la doble estafa inició un reclamo ante la Justicia, a través de su mujer y abogada, Elba Marcovecchio, con el objetivo de coordinar una auditoria para verificar la autenticidad de los cuadros y, en caso de ser falsos, la devolución de  “46 millones de pesos”.