Luego del cruce que protagonizaron Facundo Pastor y Eduardo Feinmann,  durante el pase de programas en A24, por la herencia de la familia Etchevehere, las repercusiones no se hicieron esperar. 

"Vos sos el dueño de la verdad y yo soy un pelotudo.", llegó a decir Feinmann en el pico máximo de tensión durante el acalorado debate. Luego del tenso momento, Pastor debió seguir con su programa con notoria incomodidad sobre el momento vivido. 

En el día de hoy, el periodista realizó un descargo sobre el enfrentamiento "Tengo la mejor onda con todos mis compañeros. Eduardo es vehemente, se maneja así y tiene su carácter. Si él piensa de una manera no me parece mal que lo exprese al aire", afirmó en La Once Diez. "El país en el que me gusta o me gustaría vivir es muy claro y muy concreto y lo expreso todos los días en mi programa". 

"Yo me considero una persona antigrieta y me parece disparatado que a alguien se lo tilde de moderado como si eso fuera un defecto y no un atributo para generar el diálogo. Entiendo el juego del periodismo y lo respeto, pero hay cosas que no hago ni haría". Y agregó: "Ese juego macabro de un lado o del otro no me va, no creo que sea algo constructivo. Lo digo desde lo más profundo de la honestidad intelectual".

Luego, agregó: "El periodismo debería dejar de pensar que del otro lado hay clientes y empezar a pensar más que hay audiencias".

Por último, manifestó: "Yo creo que el periodismo debería tratar de acercar información para que el debate se genere en casa y que la gente pueda sacar sus propias conclusiones. Me parece que ese camino binario de una argentina dividida entre ellos o nosotros o de las cosas que plantean un debate salvaje no es un buen camino para el periodismo y la Argentina en general. Lo que creo que debe hacer un periodista y programa de televisión es un buen show de entretenimiento informativo".