Una copiosa lluvia y fuerte temporal provocó grandes daños en las localidades cordobesas de la zona centro y norte del Valle de Punilla, precisamente en Huerta Grande, La Falda y Villa Giardino.

La caída de hasta 140 milímetros de lluvia causó que varias casas fueran arrasadas y hubo evacuados debido a que el agua se desbordó e inundó las calles, llevándose a la rastra a vehículos que estaban estacionados y animales. Los vecinos aseguraron que el fenómeno fue "algo nunca antes visto".

Por precaución y a raíz de las tormentas que se suscitaron luego de la alerta meteorológica anunciada por el Servicio Meteorológico Nacional, decidieron cerrar la ruta 38.



El titular de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha, explicó que "lluvias muy importantes han hecho que algunos arroyos y luego los ríos vayan a incrementar mucho su caudal", y advirtió: "Hay que tener el máximo de precaución".

Un usuario de Twitter, vecino de la zona, escribió que podría existir la posibilidad de que haya turistas desaparecidos.

Luis Vidal on Twitter


Luis Vidal on Twitter