En las últimas semanas muchos jóvenes relajaron los cuidados contra el Covid-19 y las fiestas clandestinas proliferaron con el transcurso de los días. 

En ese sentido, en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, más de 25 jóvenes organizaron una fiesta a bordo de un yate y el episodio pudo haber terminado en tragedia ya que fueron rescatados luego de que la embarcación comenzara a hundirse por exceso de peso.

El accidente ocurrió luego de desembarcar del Club Náutico de esa ciudad y el agua comenzara a entrar por la popa del yate producto del exceso de peso que registró el barco debido a la cantidad de personas que había encima de el.

Los tripulantes se dirigían hacia la llamada "Isla Bonita" y durante el viaje comenzaron la fiesta. En las imágenes se ve como parte de la embarcación queda sumergida debajo del agua, al mismo tiempo que se ve a los jóvenes sin tapabocas, distancia social y rompiendo todo tipo de protocolos.

Por otro lado, el episodio provocó indignación en las redes sociales por la falta de medidas sanitarias en medio del aumento de casos de coronavirus. Además, el protocolo de Prefectura estableció que las embarcaciones solo pueden ocupar el 50 por ciento de su capacidad.