Desde los medios opositores se han encargado de instalar en la sociedad que la vacuna desarrollada por Rusia, Sputnik V, para combatir el Coronavirus, es de dudosa procedencia.

Todo empezó cuando el Gobierno realizó el anuncio en el que confirmaron que habían firmado un contrato con el país desarrollador para asegurarse 300 mil dosis antes de fin de año.

Al ser un país "poco amigable" para la oposición y sus aliados mediáticos, desde diferentes canales de televisión y señales de noticias tales como TN, La Nación+, Canal 13 y A24, pasaron las últimas semanas asegurando que la vacuna Sputnik V no era segura y que su aplicación podía resultar peligrosa en mayores de 60 años.

Sin embargo se llevaron una sorpresa cuando en diferentes programas como por ejemplo "Intratables" o "Animales Sueltos" consultaron a distintos médicos infectólogos y virólogos especializados en la materia, quienes aseguraron que sin ningún tipo de dudas se aplicarían la vacuna creada por el centro Gamaleya, ubicado en Moscú.

Por otro lado, pusieron en duda por que Argentina todavía no firmó contrato con la farmacéutica estadounidense Pfizer para obtener su vacuna, cuando lo cierto es que las trabas las puso el ente desarrollador de la vacuna. Respecto a esas dosis, la ANMAT ya dio la aprobación de emergencia para su uso cuando este disponible en el país.

Ayer partió hacia la capital rusa el avión de Aerolíneas Argentinas encargado de traer esas primeras 300 mil dosis de la Sputnik V para comenzar a vacunar en el país, primero a los trabajadores de la salud y fuerzas de seguridad.

La importancia de ese vuelo era realmente significativa, de todos modos, en TN se encargaron de poner en jaque una vez más la efectividad de la vacuna rusa y cuestionar al Gobierno por la compra de las dosis. Así lo reflejaron en sus graphs durante la cobertura a horas del despegue.

Operación mediática contra la Sputnik V: Los graphs de TN