El Mercado Central comenzará a comercializar los cortes de carne con rebajas de hasta un 30% a partir del próximo sábado, en un acuerdo que se pactó entre el Gobierno y las cámaras frigoríficas de todo el país.

Luego de la campaña en contra que se inició en las redes sociales, tras difundirse una foto de un pedazo de carne repleto de grasa que se estaba comercializando en el supermercado La Anónima, y tras sufrir algunas demoras logísticas con la entrega de la carne, finalmente los ocho cortes se ofrecerán desde este sábado al mediodía

Se trata del arreglo que realizó el Gobierno con los frigoríficos para rebajar los precios de ocho cortes de carne con respecto al mes de diciembre, que ya se ofrecen en los supermercados Coto, Jumbo, Vea, Disco, Carrefour, WalmartLa AnónimaDía, Libertad y las Carnicerías Friar

Se podrá encontrar en el mercado concentrador tira de asado a $399 el kilo; vacío a $499; matambre a $549, tapa de asado a $429, bola de lomo a $489 el kilo; carnaza a $359; falda a $229 y roastbeef a $399.

Desde el Mercado Central deslizaron que "se viene realizando un trabajo conjunto muy fuerte con las carnicerías del predio, que se encuentran comprometidas con la medida y con poder garantizar su funcionamiento".

Cafiero defendió el acuerdo de precios

El jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, se refirió al acuerdo por la reducción del precio de ocho cortes de carne que acordó el Gobierno con las cámaras frigoríficas, luego que este último jueves se diera a conocer una imagen de un pedazo de carne repleto de grasa que se ofreció a la venta en un supermercado de la firma "La Anónima" en Trenque Lauquen.

"Nosotros hicimos un acuerdo con 1600 bocas de distribución de este programa", aseguró el dirigente peronista en una entrevista con Gustavo Sylvestre en C5N, y pidió no "deslegitimar" el pacto con las principales productoras de carne por "una foto del supermercado La Anónima que circula en las redes"

"Si se encuentran con esa situación, hagan la denuncia", indicó Cafiero.

En tanto, el dirigente peronista ratificó que el país se encamina "hacia un modelo de producción y de empleo", pero reconoció que para ello se necesita "la recuperación del salario real" de los trabajadores.