El trágico hecho ocurrió anoche en la zona de Castelar cuando dos sospechosos que escapaban de la policía embistieron a una joven de 21 años, identificada como Milagros Silva, quien murió en el acto por la violencia del impacto.

La víctima, que cursaba su tercer mes de embarazo, circulaba en una moto junto a su pareja cuando fue atropellada por motochorros armados que huían a alta velocidad de la policía.

La persecución habría iniciado en Ituzaingó, cuando un repartidor alertó a las fuerzas de seguridad acerca de sospechosos armados en moto. Al llegar a la intersección de las calles Pardo y Palmero, en Castelar, a alta velocidad el terrible episodio se desenlazó terminando con la vida de Milagros y provocándole graves heridas a su pareja Ariel Boracchia de 23 años. 

Con respecto a los dos malvivientes, Leonardo Díaz (27) y Martin Prada (19), ambos fueron detenidos, y poco después Prada falleció dentro de la Comisaría de Morón, mientras que Díaz permanece internado en el Hospital de Morón.

"Estuvimos esperando una ambulancia para que pudieran atenderla a ella y a mi yerno, cuando llegó la ambulancia se llevó primero al delincuente. Estamos esperando que nos digan si está el cuerpo de mi hija", manifestó Alejandra, la madre de la víctima y denunció: "Lo que me dijeron cuando llegué fue que la embistieron cuando los perseguía la policía, y lo que me dijeron los vecinos era que el vehículo no tenía sirena. Y después me dicen que el patrullero chocó a la moto y eso hizo que chocaran".

Por su parte, el padre expresó: "había salido a comprar una gaseosa y no volvió más. Quiero saber cómo fue, quiero saber si fue culpa de la policía o de los delincuentes, pero quiero justicia. Hoy es mi hija pero hay montón de gente en la calle que no sabe si va a volver. Fueron diez minutos y no volvió más".

La causa es llevada a cabo por la UFI de turno de Morón.