Una adolescente junto a sus tres hermanas menores fue explotada sexualmente en Entre Ríos por un sujeto de 70 años quien ahora se encuentra en prisión preventiva, tras concurrir a una audiencia se retiró llorando de las instalaciones al reconocer entre los funcionarios judiciales a un "cliente".

Este aberrante hecho ocurrió en los Tribunales de Concordia, y de regreso al hogar del COPNAF donde había sido alojada reveló al personal del lugar que tenía miedo. "Uno de los que estaba en la audiencia fue cliente" confirmó, identificando a un masculino que se encontraba en representación del Ministerio Público de la Defensa. 

Los responsables del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia rápidamente presentaron la denuncia al Ministerio Público Fiscal y con el correr de los días la menor fue entrevistada en Cámara Gesell, donde mantuvo su relato y señaló como presunto cliente al Defensor que participó de la audiencia.

Tras la denuncia el funcionario acusado sostuvo que "evidentemente había una confusión" y dejó su teléfono celular a disposición, el cual ya fue peritado, aunque no hay más información oficial sobre esta causa, la cual transita por la etapa de la IPP (Investigación Penal Preparatoria), a quien aún le rige la "presunción de inocencia" como para todos los imputados, entre los cuales también se encuentran la madre y una hermana mayor de la víctima.