Una publicación en Instagram en referencia al femicidio de Úrsula Bahillo (18), en la localidad bonaerense de Rojas, despertó la indignación de los usuarios de las redes sociales por querer sacar rédito económico a partir del asesinato de la adolescente.

Desde la cuenta Melsoldo, la cual tiene 110 seguidores y se encarga de trabajar con la belleza de manos y promocionarla, compartió una imagen de unas uñas pintadas de rojo con una llamativa e inoportuna leyenda en la descripción de la foto: "Estas uñas rojo sangre van por los cuchillazos a Ursula Bahillo. No sé muy bien qué pongo cuando pongo #justiciaporursula si pareciera no existir la justicia para nosotras".

Una de las críticas de los seguidores fue: "No veo la diferencia entre el programa de Leo Montero que hacía trivias con femicidios y esto" y la dueña buscó defenderse: "Chicas, yo hago uñas, es mi forma de expresar. No a todas nos representa una foto de Ursula con fondo violeta y un puño levantado"

 

 

 

Más tarde, Melsoldo finalmente borró la publicación y salió a aclarar la situación y el por qué de su posteo: "No fue marketing ni insensibilidad, de verdad lamento mucho haber ofendido tanto con mi última publicación. Esa es la crudeza con la que yo la vivo y sí, tendría que haber puesto solo la data, o pensado primeramente que las uñas como tapa del carrusel quedaban ahí en una de venta. Ayer estuve mucho tiempo pensando en el “si no estoy rompan todo” y primero iba a poner unas de fuego, como forma de expresar lo HARTA que estoy por la liviandad con la que nos matan. Pero fue en esa mucho más torpe de encararlo por lo que yo muestro por acá, que son uñas".

"Vuelvo a pedir disculpas! nada más lejos estoy de querer faltar el respeto a Úrsula a sus amigxs y a su familia en un momento como este", concluyó.

 

Data Diario on Twitter