La justicia de la Ciudad de Buenos Aires, condenó a un hombre que ejerció violencia física y psicológica sobre su pareja, y en un momento le arrebató su celular y le leyó las conversaciones de whatsapp. 

Por esto, el sujeto en cuestión recibió la condena por "maltrato doblemente agravado por el género y el vínculo", y además fue sentenciado por el delito de "violación de privacidad"

Según consta en el texto de la sentencia, del juez Pablo Casas, titular del Juzgado N° 10 del fuero Penal, Penal Juvenil, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, "Cuando la mujer llegó a su domicilio estaba esperándola su pareja, quien le preguntó '¿con quién estabas?', '¿dónde estabas?' y '¿qué hacías sola por la calle?'. Asimismo, le arrebató su celular y lo revisó para determinar con quién había estado"

Además se supo según el testimonio de la mujer, que le retorció las mulecas, la agarró del cuello, la arrojó sobre la cama y la insultó durante un lapso considerable de tiempo. 

Según el texto del fallo, el hombre "presentaba una actitud controladora y de rechazo a la decisión de la mujer de ruptura de la relación", ya que seguía en el hogar aún cuando la víctima había manifestado expresamente querer cortar con la relación. Por esta sumatoria, Casas decidió condenar al hombre por dos delitos diferentes: a ocho días de prisión en suspenso "como autor responsable de la contravención de maltrato doblemente agravado por el género y el vínculo", y a tres meses de prisión en suspenso por "el delito de violación de privacidad previsto por el artículo 153 del Código Penal".