Esta noche murió el paciente, al que el juez Javier Pico Terrero, había autorizado en un polémico fallo, que le suministren dióxido de cloro, como tratamiento frente al coronavirus

La decisión del juez había levantado polémica y violaba las normas sanitarias, ya que la sustancia no está autorizada por ANMAT. El jueves pasado, el hijastro del hombre realizó una presentación judicial para que reciba urgente la administración de nebulizaciones de ibuprofeno de sodio y de dióxido de cloro

El fallecido se encontraba internado en el Sanatorio Otamendi. Y la recomendación de tratamiento con Dióxido de Cloro, había sido dada por su neurocirujano, Dante Converti. Fuentes de prensa confirmaron que fue el mismo médico quien le suministró la sustancia los días sábado y domingo.

Oscar Jorge García Rúa, se llamaba el paciente. Y para saber la causa real de su muerte es necesario "que se de la intervención judicial por causa de muerte dudosa.”

El magistrado había dictaminado que el hospital en cuestión debía "garantizar la implementación de los tratamientos prescriptos por su médico tratante"

José María Lorenzo, el hijastro del hombre, había solicitado el recurso, debido a que su madre había fallecido el 6 de enero, también por coronavirus.

Por otro lado,Ignacio Maglio, presidente del Comité de Bioética de la Fundación Huésped, había calificado hoy el fallo del juez como "mala praxis judicial".