Más pruebas comprometen al grupo de rugbiers que se encuentran detenidos en la cárcel de Dolores, por el asesinato de Fernando Baez Sosa. 

En las últimas horas se filtró el chat del grupo de WhatsApp minutos después de la muerte de Fernando y las pruebas son contundentes.