Un nuevo estudio del Instituto Gamaleya, el laboratorio que produce la vacuna Sputnik V, contra el coronavirus, confirmó que aquellos que hayan recibido ambas dosis de dicha vacuna, no propagan el virus en caso de contagiarse, y además tienen un riesgo 14 veces menor, de contraer una forma grave de la enfermedad. 

 Vladimir Gushchin, jefe del Laboratorio de Mecanismos de Variabilidad Poblacional de Microorganismos Patógenos de Gamaleya, expresó: "los que hayan recibido ambas dosis de la vacuna, en caso de enfermedad, tienen un riesgo 14 veces menor de sufrirla en forma moderada y severa".

Además, un estudio reciente realizado por el Instituto de Virología de la Universidad Nacional de Córdoba confirmó con muestras de sangre de personas con la vacuna Sputnik V, que se generan en el organismo anticuerpos capaces de neutralizar la variante de coronavirus de Manaos. 

Este estudio se realizó sobre 285 personas, y concluyó además que "existe una buena respuesta en la producción de anticuerpos IgG contra SARS-CoV-2".

Los investigadores de este estudio concluyeron que "los resultados demuestran la importancia de administrar la segunda dosis de la vacuna a quienes no han tenido exposición previa al virus, ya que no solo la proporción de individuos con anticuerpos IgG totales anti S es mayor, sino que también el título de anticuerpos neutralizantes (AcNT) se incrementa significativamente en este grupo al día 42ª posvacunación"

Por otro lado hoy se confirmó un acuerdo entre el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para el suministro de 220 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V, que se concretará una vez que la Organización Mundial de la Salud (OMS) autorice su uso.

"El RDIF y el Unicef anuncian la firma del acuerdo para el suministro de 220 millones de dosis de la vacuna de dos componentes Sputnik V. Esa cantidad es suficiente para inmunizar a 110 millones de personas", indicó el ente ruso en un comunicado.