Un hombre de 29 años asesinó de un brutal ataque con un nunchaku y una cuchilla a un almacenero de la localidad bonaerense de San Justo, en el municipio bonaerense de La Matanza, luego de negarse a abonar dos latas de cerveza. 

El agresor fue identificado como Matías Andrade y fue capturado por la Policía Bonaerense tras querer darse a la fuga después de asesinar a Silvestre Reynado Quiroz delante de su familia. 

Un hombre no quiso pagar dos latas de cerveza y asesinó al almacenero delante de los vecinos con un nunchaku

El violento episodio ocurrió este sábado en el almacén que Quiroz, de nacionalidad boliviana, tenía sobre la calle Parral al 3400, entre Pampa y Derqui, en el partido de La Matanza.

El episodio quedó registrado en las imágenes de una cámara de seguridad cercana: Reynaldo enfrentó al joven, que, al ser increpado por el comerciante extrajo de entre sus ropas un nunchaku -un arma utilizada en artes marciales que consta de dos barras unidas por una cadena o cuerda- y golpeó varias veces en la cabeza al almacenero, que corrió hacia la calle para escapar del agresor.

Sin embargo, a los pocos metros Reynaldo cayó al suelo gravemente herido y, en ese momento, Andrade tomó una cuchilla y lo apuñaló en la cabeza y otras partes del cuerpo ante la mirada atónita de varios transeúntes y de Hilaria Becerra, pareja de la víctima y madre de las dos hijas que tenían en común, que presenció todo el ataque.

“Mi marido se escapó y lo corrió”, relató la mujer durante una manifestación junto a vecinos en reclamo de Justicia por el crimen de su marido. “Mi nena chiquita estaba afuera y lo vio todo. La metí a rastras dentro del negocio porque quería venir conmigo”, contó entre lágrimas en diálogo con TN.