Una licenciada en psicología llamada Indy Mellink, cansada de la desigualdad presente en los naipes de origen francés, creó un juego de cartas "sin genero" en el que los reyes, las reinas y las jotas no existen.

La joven de origen holandés se jactó mientras le explicaba el uso de los naipes a un familiar. "Si tenemos esta jerarquía de que el rey vale más que la reina, entonces esta sutil desigualdad influye en las personas en su vida diaria", expresó la psicóloga.

Con el apoyo de sus padres, decidió crear su propio mazo con el Oro, la Plata y el Bronce(GSB) en lugar de los reyes, reinas y jotas. En menos de un mes, Indy vendió más de 1500 barajas "sin género" a países como Bélgica, Alemania, Francia y Estados Unidos.