A sus 55 años murió Kang Soo-youn, una estrella cinematográfica surcoreana que hace poco tiempo filmó una película para Netflix.

El jueves fue trasladada al Hospital Gangnam Severance ubicado en la ciudad de Seúl luego de un ataque al corazón que luego deribó en una hemorragia cerebral que le provocó la muerte.

La actriz recientemente había grabado una película para Netflix llamada "JUNG_E" que planeaba su estreno este año.

El mensaje de Netflix Corea confirmando la noticia

Durante los años 80 y 90 supo ganar numerosos premios, entre ellos, el galardón a Mejor Actriz del festival de Venecia de 1987 por su interpretación en "The Surrogate Womb" de Im Kwon-taek .

2 años luego, ganó la categoría a la mejor actriz en Moscú por su papel en "Come, Come, Come Upward".