Tyago Griffo quiso halagar a Flor Torrente y cuando lo apuraron para saber si le había dicho algo en la cara se defendió diciendo que no había tenido oportunidad pero que ella era como "una muñequita de cristal".

Lo que no tardó en llegar fue la respuesta de la hija de Araceli, quien lo mandó a "deconstruirse" y adaptarse a que estamos viviendo en el año 2020. 

Esto motivó que las redes estallen en favor de Flor, fundamentalmente de mujeres que se sintieron identificadas con la situación vivida y haciendo énfasis en transformar una práctica tan naturalizada como la de llamar "piropos" a frases y opiniones innecesarias sobre el cuerpo de las demás personas.