Las cosas no van bien para Alex y Charlotte Caniggia. Los hermanos declararon hoy por la mañana en el marco del juicio que inició el periodista Pablo Layús por un hecho ocurrido en el 2017 en la disco de Córdoba Capital Keops. Los mediáticos salían del boliche luego de que el ex Masterchef se peleara con un guardia de seguridad. Alertado por la situación, el cordobés, en ese entonces cronista de Intrusos, comenzó a grabar la situación con su celular y su hermana para evitar la difusión de las imágenes tiró el teléfono del cronista y lo rompió contra el piso.

Finalmente, hubo veredicto y fue el propio comunicador quien informó a través de Twitter que "la Justicia decidió condenar a Alexander por amenazas, seis meses de prisión en suspenso, fijar por dos años domicilio y acreditar trabajo, 80 horas de tarea comunitaria".

También encontraron culpable a Charlotte: "Un mes de prisión suspenso. Dos años de fijar domicilio, acreditar trabajo, no cometer delitos y 60 horas de trabajo comunitario".

Tweet de PabloLayus

Según informaron jueces presentes en el Tribunal, el ex Polémica en el bar ingresó acompañado de su abogado, Nicolás Suárez, al grito de "barats".

Una causa imbécil, de inútiles, no hubo nada. Nadie hizo nada acá, es una causa que ni fu ni fa. Nos hacen venir por cholulaje de la Justicia cordobesa, si no fuéramos nosotros, sería una causa más”, había declarado semanas atrás el mediático.

Tweet de data diario