Susana Giménez volvió a la pantalla de Telefe como invitada al primer programa de Por el mundo, que conduce Marley. Ambos recorrieron juntos las calles de Miami y pasaron por algunos puntos icónicos de la ciudad norteamericana.

Mientras daban un paseo en un lujoso auto, la diva se animó a hacer pública una particular situación que está viviendo con su nieta, Lucía Celasco, durante su estadía en Estados Unidos. Tras ver un cartel que decía "rent" (alquila), la conductora reveló lo que sucede con la hija de Mercedes Sarrabayrouse y Eduardo Celasco. "Acá no conseguís departamento alquilado fácil, con Lucía por ejemplo yo le digo que no se alquile algo de 4000 dólares por mes porque lo tiene que pagar ella, que es la socia".

Quiero que se vaya de casa, y no se va”, agregó sin filtro Susana. "Tiene un sillón cama, que lo abre y nunca más lo cierra hasta el día en que se va; no cuelga la ropa, es tremendo, su placard son las valijas".

El enojo de Susana Giménez con su nieta Lucía Celasco

La animadora aseguró ser una maniática del orden y se quejó: "Ayer ya pasé la aspiradora, y encima me quemaron la pava francesa con un amiga. La dejaron puesta, con en el gas de acá que calienta en un minuto, y se fueron un poco más hasta Buenos Aires".

"Le digo todos los días que se vaya y no se va", sentenció. En medio del recorrido por un extravagante local de joyas para perros la diva de los teléfonos retomó el tema de su nieta, y aclaró que todos sus dichos fueron en tono de broma.

Tweet de data diario