El día lunes, María Becerra compartió una foto en su Instagram trabajando con Ovy On The Drums (Daniel Oviedo), productor que se encuentra en juicio con Paulo Londra y las redes estallaron de bronca contra la cantante argentina, y la catalogaron de "traidora".

Ante esto, el trapero compartió su enojo a través de Twitter: "Ni se como le dan cabida a los giles" y "Gracias a Dios me desahogo cantando". También, desde la red social del pajarito, los fanáticos crearon un hashtag (#FreePaulo) para demostrar su apoyo y personalidades como Alex Caniggia y el basquetbolista Facundo Campazzo, lo utilizaron para darle visibilización a la situación.

Duki también se mostró en contra de Oviedo, luego de unos mensajes ofensivos que realizó, y defendió a la argentina ya que, según él, ella solamente se encuentra trabajando y no puede "elegir a las personas con las que trata"

Tweet de Duko Modo Diablo

Por su parte, Becerra publicó un descargo en sus redes sociales para dar detalles y aclarar lo sucedido. “Por todo esto que está pasando me siento con la responsabilidad de aclarar la situación. Se cae de maduro que yo quiero que Paulo pueda volver a sacar música. Es lo que todos queremos y estamos esperando hace dos años. Ojalá toda esta situación se destrabe y él sea feliz nuevamente haciendo lo que ama”, comenzó.

"Mi intención no es estar metida en quilombos contractuales, discográficos o de managers. Simplemente soy una artista y como todos estoy constantemente buscando la forma de crecer artísticamente, tener más experiencia y conocimientos. Entiendo que la situación se haya malinterpretado pero simplemente fui a hacer mi trabajo", explicó la artista. Luego, finalizó pidiendo disculpas y afirmó que "le entristece mucho la situación".

Tweet de ANIMAL
Tweet de ANIMAL

El conflicto que involucra a Londra comenzó hace un año cuando decidió desvincularse de Big Ligas, sello discográfico que pertenece a Ovy. “Me habían hecho firmar algo sin ver, sin un letrado a mi lado y sin posibilidad de analizarlo con alguien cercano mío”, declaró en su momento Paulo cuando anunció la separación.

Esto desencadenó un conflicto judicial, lo cual impide al cordobés trabajar y subirse a los escenarios hasta que no se resuelva la situación, y muchos de los cantantes argentinos, en ese momento, salieron en defensa del trapero, entre ellos, la propia Becerra.

"Qué triste que haya pibitos/as por ahí queriendo cumplir sus sueños, bancándose todo solos, viniendo de abajo, y que se crucen con hijos de pu... que se aprovechan de su inocencia, su desconocimiento haciéndoles firmar contratos tan sucios", señaló en Junio de 2020.