Desde la educación sexual se busca combatir contantemente contra el no uso de preservativo. En polémicos casos, las victimas han denunciado que la otra persona se ha quitado o desistido del uso del mismo sin consentimiento. Esto ha llevado no solo a embarazos no deseados, sino también a la transmisión de enfermedades sexuales. Debido a esto, en Estados Unidos decidieron tomar una medida al respecto y declararon esta práctica como una forma de abuso.

Quitarse el preservativo sin consentimiento es abuso

El estado de California, en Estados Unidos, prohibió el "stealthing”, es decir, quitarse el preservativo durante las relaciones sexuales sin el consentimiento verbal de la otra persona involucrada. La nueva ley convierte la retirada de un condón sin consentimiento en una agresión sexual.

Del Instagram de datadiario

Además, esta nueva normativa afirma que esta práctica “causa daños físicos y emocionales a largo plazo a sus víctimas”, según la asambleísta estatal Cristina García, demócrata e impulsora de esta nueva norma. El proyecto de ley Consent Is Key Act alentará a que el resto de los estados aprueben esta misma ley. Con esto esperan dar un paso importante en cuestiones de salud, educación y violencia sexual. 

Detuvieron a una mujer por perforar preservativos

La acusada admitió que manipulaba los profilácticos para quedar embarazada. Su amante le hizo juicio y ganó. La situación ocurrió en Alemania, cuando a finales del 2021 esta mujer y el hombre iniciaron una relación de "amigos con derechos". Todo iba bien y ambos mantenían encuentros sexuales regularmente. No obstante, ella terminó "conectando" más con el individuo, pero él no sentía lo mismo. Fue allí cuando ella tomó la decisión.

La mujer comenzó a pinchas los preservativos de su "pareja" con el objetivo de quedar embarazada y mantenerse cerca de él para llevar a otro nivel la relación. Las cosas no terminaron saliendo bien para ella, quien luego de una discusión por WhatsApp le terminó confesando lo que hacía. Él, lejos de dejarlo ahí, decidió llevar el caso a la justicia.

El juicio

Al demandarla, una de las interrogantes de la justicia fue respecto a los cargos a los que se sometía la acusada. Pese a que se estudió un posible cargo de violación, la causa quedó como "agresión sexual". El juez Salewski expresó que si bien el delito suele ser cometido por hombres, la “disposición también se aplica en el caso inverso”. En este marco, explicó: “Los condones quedaron inutilizables sin el conocimiento o el consentimiento del hombre”.