Rodrigo Barrios, más conocido como "La Hiena", se encuentra detenido en el penal de campana por atacar a su ex pareja, María Soledad Muñóz. Hace unas horas, volvió a ser noticia por un polémico video que se filtró desde adentro del lugar donde está recluido. El mismo muestra una "pelea de boxeo" entre él y otro interno, que a pesar de no querer pelear, siguió recibiendo los fuertes golpes del ex boxeador.

La Hiena Barrios peleando en el penal de Campana

El sitio Boxeo Mundial fue quien comenzó a viralizar las imágenes en la que se puede ver al ex campeón superpluma de la OMB. En medio de un patio, con un ring improvisado y guantes, se armó una especie de pelea de box en la que claramente, se ve una superioridad del ex deportista. Los otros presos grabaron la situación y con música de fondo, también daban indicaciones a los peleadores.

Se puede ver claramente como su oponente pide que se termine la pelea, pero Barrios no hace caso. Incluso comienza a golpearlo cada vez más seguido y lo lleva contra un paredón. "Cuidado la ropa", dice otro preso, mientras varios graban la situación. Pese a que el otro "peleador" intentó alejarse, la Hiena le siguió pegando con la guardia baja y el resto debió interceder: "Ya está, ya está".

¿Por qué está preso la Hiena Barrios?

Hace un mes, e ex boxeador fue trasladado a la Cárcel de Campana. Actualmente cumple la prisión preventiva luego haber permanecido dos meses detenido en la Comisaría 1 de Tigre.

El hecho sucedió en la madrugada del 4 de febrero en el domicilio de Barrios, ubicado en la calle Galileo Galilei al 1000 de Rincón de Milberg. Un móvil del Centro de Operaciones Tigre (COT) llegó al lugar tras recibir dos llamados recibidos en la línea de emergencias 911 que alertaban sobre un hecho de violencia de género.

El hijo de la víctima, un chico de 13 años, hizo el primer llamado. En el mismo alertó que a su mamá le estaba pegando y que el sujeto (Barrios) tenía un arma de fuego. El otro lo hizo una vecina que, al pasar por la casa, llamó al 911 para avisar que dentro de la vivienda de Barrios se escuchaba a una mujer que pedía auxilio y gritaba “¡me vas a matar!”.

Lejos de la profesión y con varios escándalos encima, se encontraba clases de boxeo en su casa particulares y por zoom.