Debido a los graves incidentes en el Capitolio, el último 6 de enero, donde un grupo de fanáticos del presidente Donald Trump, intentó interrumpir la votación de los electores para que se confirme el triunfo de Joe Biden, los congresistas iniciaron un proceso de impeachment contra el jefe de Estado saliente, que hoy fue confirmado. 

La Cámara de Representantes lo acusó formalmente, de incitar a la insurrección. De esta manera Donald Trump será el primer presidente de Estados Unidos que enfrentará en dos oportunidades un juicio político. 

La primera vez había sido a principios de 2020, con oportunidad del "Ucraniagate", del cual fue absuelto. Ahora, deberá enfrentar otro, cuando faltan apenas siete días para que termine su mandato y jure el presidente electo, Joe Biden. El proceso apunta a desterrarlo para siempre de la política, al solicitar al Senado que lo descalifique para ejercer un cargo público en el futuro.

En la votación fueron clave los sufragios de diez congresistas republicanos que inclinaron la balanza definitivamente y dejaron al descubierto la fractura que provocó Trump, incluso dentro de su propio partido.