Maurizio Sarri inició hace poco más de una semana su nueva temporada en la Lazio con un proyecto renovado y con la flamante incorporación de Elseid Hysaj, uno de sus jugadores de confianza durante su estadía en Napoli. El futbolista albano llegó como jugador libre tras terminar su contrato y desde el 17 de julio se sumó al plantel con sus nuevos compañeros. Sin embargo, 24 horas después, apareció la primera crisis.

El defensor se presentó en el hotel que se hospeda La Lazio y cumplió con la tradición de presentarse ante sus nuevos compañeros cantando una canción subido a una silla. Él optó por el famoso "Bella Ciao", el canto popular italiano que fue adoptado como un himno de la resistencia antifascista utilizada entre 1943 y 1945. Además, también se viralizó recientemente por la conocida serie española "La Casa de Papel"

El video fue publicado en las redes sociales y, en minutos nada más, se armó un revuelo gigante: Los ultras de la Lazio, conocidos por su vertiente fascista (reconocido por ellos mismos), entraron en un enojo muy profundo. Incluso varios miembros llegaron a presentarse en el mismo hotel de concentración para pedir explicaciones. El propio Igli Tare, director deportivo del club, tuvo que salir a mediar y calmar la situación.

La dirigencia del club le exigió a todos los jugadores que eliminen los videos de sus redes sociales y emitió un comunicado defendiendo a Hysaj y explicando que fue un hecho que no tenía nada que ver con la política.

Aunque la situación parecía algo más calmada, los ultras de la Lazio respondieron con más violencia. Lejos de dar por cerrado el episodio, colgaron una pancarta en el Puente Corso di Francia, el cual suelen utilizar para expresar mensajes de ánimo para el equipo. Pero en esta ocasión fue para seguir atacando al lateral albano:"Hysaj gusano, Lazio es fascista" .