El Parque de los Príncipes fue el escenario principal del un gran espectáculo futbolístico. La multitud de hinchas invadieron cada asiento de las tribunas para poder disfrutar de una fiesta enorme. 

Los nuevos refuerzos fueron presentados y, como era de esperar, cuando la voz del estadio anunció a Lionel Messi, los hinchas explotaron de la emoción mostrando banderas en español y cantando las nuevas canciones inventadas para el argentino.

Luego de la gran presentación, llegó la hora del partido. Sonó el silbato y empezó a rodar la pelota en París. Neymar, Messi y Sergio Ramos, fueron algunos de los jugadores que, desde el palco, vieron el partido ante Racing de Estrasburgo por la segunda fecha de la Ligue1.

Solo pasaron tres minutos y empezaron los gritos de gol: Mauro Icardi abrió el marcado para el PSG a penas inició el encuentro. Pero las cámaras de la transmisión también se mantuvieron muy alertas para ver la reacción del astro argentino luego del primer tanto. Lo característico fue que Messi se dio cuenta en el momento y no dudó al opinar sobre la anotación de su compatriota. 

"Es fuera de juego", les dijo a quienes tenía al lado. Leo, que no sabía que lo estaban filmando, por las dudas no festejó y se mantuvo al margen luego del gol de su compatriota argentino. ¡No sea cosa que den marcha atrás por las palabras que llegaron a captar las cámaras!

El encuentro finalizó con una gran goleada por 4-2 sobre el rival con otras conversiones de Kylian Mbappé, Julian Draxler y Pablo Sarabia, y Kevin Gameiro y Ludovic Ajorque para el conjunto visitante.