Cuando finalizaba el mes de octubre, Sergio "Kun" Agüero encendió las alarmas al ser sustituido del partido entre Barcelona y Alavés por problemas en el pecho. Los estudios posteriores, arrojaron que sufría de una arritmia cardíaca y que debería dejar la actividad por 3 meses para someterse a pruebas. Sin embargo, al cabo de un mes y medio, luego de varios rumores, el propio Agüero convocó a una conferencia de prensa para comunicar la dura noticia.

El anuncio completo del Kun

"La conferencia es para comunicar que he decidido dejar de jugar al futbol profesional...Es un momento muy duro, es la decisión que tome, primero está mi salud. Tomé esta decisión por el problema que tuve hace un mes y pico. Estuve en buenas manos de los médicos, que hicieron lo mejor y me recomendaron jugar. Tomé la decisión hace una semana, hice todo lo posible para ver si había una esperanza, pero no la había. Siempre he soñado jugar al futbol y fui muy feliz. Mi sueño era jugar en primera división y nunca soñé llegar a Europa. Le quiero agradecer a Independiente, al Atlético de Madrid, al Manchester City, que ya saben lo que siento, y al Barcelona, que me trataron increíble desde que llegué".

Tweet de VarskySports

A sus 33 años, el jugador campeón de la Copa América se retira de la actividad profesional con 782 partidos disputados, 427 goles convertidos y 141 asistencias. Además, logró la tremenda cifra de 21 títulos conquistados a lo largo de su carrera, que inició en el 5 de julio de 2003, cuando apenas tenía 15 años.

"Es positivo que me hayan detectado este problema ahora y no después. Ahora me queda intentar ser feliz fuera del fútbol y disfrutar todas las cosas que uno dejaba de lado. Ser jugador no es fácil y hay que tener respeto a quienes juegan. Seguramente voy a seguir ligado al fútbol", expresó el Kun.

La chicana al periodismo

Fiel a su estilo, el delantero hizo una broma contra los periodistas, que lejos de ser un reproche, fue más una chicana para romper la tensión: "Hay mucha gente que me quiere, gracias a todos los periodistas que vinieron, me han tratado bien, no siempre, pero no pasa nada, es el trabajo".