Parece que la realidad de Messi cambió hace tiempo: se muestra feliz y cómodo en la selección, y está cada vez peor en el Barcelona donde parece casi imposible que pueda seguir. Ahora, lo manifestó al volver a España donde ya en el mismo aeropuerto tuvo un altercado.

Hace unos días, un familiar de Antoine Griezmann indicó que el francés no pudo adaptarse aún al Barcelona por las "actitudes" de Messi, y los cronistas le preguntaron por esto ni bien pisó suelo catalán. “Estoy cansado de ser siempre el problema de todo en el club”, disparó

Además, ni bien pisó el aeropuerto estuvo demorado más de una hora porque se encontró con agentes gubernamentales que empezaron a preguntarle por quiénes habían viajado en su avión privado. “Llego después de 15 horas de vuelo y me encuentro ahí a uno de Hacienda... Es una locura”, dijo visiblemente enojado.

 

Recordemos que Lionel Messi quiso irse del club hace unos meses pero no le fue posible, aunque aún no renovó su contrato por lo que en enero es libre de negociar con cualquier equipo su salida del Barcelona de manera gratuita