Alguien que no se va a olvidar nunca el nombre de Diego Maradona es Peter Shilton, arquero de la Selección de Inglaterra en el Mundial de México 1986. El ex futbolista que hoy tiene 72 años todavía tiene entre ceja y ceja los dos goles que le marcó el 10 en el Estadio Azteca y hasta el día de hoy sigue criticando el recordado gol con la mano.

Días atrás, a través de una subasta organizada por la casa de remates Sotheby’s, se vendió la mítica camiseta que utilizó Diego en aquel partido. Sí, la misma que tenía puesta cuando convirtió la Mano de Dios y el Gol del Siglo se remató por un monto que casi supera los 9 millones de dólares.

En este contexto, Shilton se refirió al tema y aseguró que, pese al valor que la prenda adquirió con el paso de los años, él jamás la utilizaría: No hubiera cambiado camisetas con Maradona ni por todo el té en China"

Peter Shilton sobre la camiseta que usó Maradona en México 86: "No la usaría ni para lavar los platos”

En diálogo con el portal británico The Sun, lanzó: "Ni siquiera lo usaría en la casa, ni siquiera para lavar los platos en mi bungalow"

Incluso, Shilton confesó que él nunca supo que su compañero Steve Hodgey había intercambiado la casaca con Maradona luego de la derrota y está convencido de que el ex mediocampista guardó el secreto a propósito: “Si yo y algunos de los otros jugadores hubiéramos sabido que Hodgey tenía su camiseta en el vestidor, no lo hubiese logrado. En el fervor del partido, la habríamos roto en mil pedazos”.

Peter Shilton sobre la camiseta que usó Maradona en México 86: "No la usaría ni para lavar los platos”

Mirando hacia atrás, apuesto a que está contento de que no nos hayamos enterado. Estábamos muy enojados, menos mal que no lo hicimos. Me alegro de que un inglés haya sacado algo del juego”, agregó el ex arquero que ganó dos Champions League con el Nottingham Forest

Además, todavía dolido por aquella eliminación, el ex arquero se alegró de que la camiseta no haya quedado en manos de Argentina: Es justicia poética por haber sido estafado en esa Copa del Mundo. Es el mejor negocio que haya hecho un futbolista, me alegro por él. Él tiene venganza por todos nosotros". Y sentenció: "Es una fortuna para lo que fue uno de los partidos más difíciles de mi carrera”.