San Lorenzo tuvo una buena noche ante la Universidad de Chile y tras vencerlo 2 a 0 en el Nuevo Gasómetro con goles de Franco Di Santo y Ángel Romero, selló su clasificación a la fase 3 de la Copa Libertadores, con el claro objetivo de meterse en la zona de grupos. Un poco de alivio para Diego Dabove, aunque...

Ni en las victorias parece encontrar toda la paz. Es que tras el segundo gol, el DT decidió reacomodar su equipo y dispuso del ingreso de Bruno Pittón por Ángel Romero. Al paraguayo no le gustó mucho el hecho de tener que salir, y se dio un peculiar cruce entre jugador y DT, en una relación que no parece ser la mejor. Su hermano Oscar, no jugó ni un minuto.

ESPN Fútbol Club Argentina on Twitter

Al momento de salir, se nota que Ángel no estaba contento con el cambio y el DT lo toma del brazo, lo palmea en el pecho y le dice algo al oído, auque el paraguayo le contesta, y luego se va a sentar al banco. Los Romero, eje de todas las polémicas en San Lorenzo, empezaron como suplentes y de a poco fueron recuperando su lugar, aunque ayer solo Ángel fue titular.

Marcos Bishop on Twitter

Tras el encuentro, el jugador paraguayo reconoció que no le gustó el cambio, aunque bajó totalmente los decibeles y estuvo lejos de polemizar. "A uno no le gusta salir pero hay que aceptar la decisión del entrenador", contó una vez finalizado el partido.