Independiente y Lanús se enfrentaron en el Libertadores de América, en un duelo clave por la parte alta de la tabla, cualquiera de los dos que ganaba, podía quedar como único líder del torneo. Pese a estar de local, el equipo de Julio César Falcioni no pudo contra la visita y cayó por 1 a 0. Sin embargo, el encuentro se "picó" y casi se va de las manos debido a una chicana.

En un primer tiempo parejo, la polémica se desató al final, cuando Silvio Trucco, árbitro del encuentro, echó a un futbolista Granate. Tomás Belmonte fue quien vio la tarjeta roja, el juvenil cometió una falta sobre Domingo Blanco y fue expulsado. No obstante, la decisión no fue bien recibida por el protagonista y sus compañeros, que comenzaron a reprocharle al colegiado.

Tweet de TNT Sports Argentina

Una vez fuera del campo, Belmonte también discutió con el cuarto árbitro y cuando encaró para su vestuario, comenzó a hacerle gestos a los allegados del club y a gritarle a uno: "Pecho frío". Inmediatamente, el utilero del Rojo lo encaró para pelear y se metieron los suplentes de ambos conjuntos, que comenzaron a discutir en la zona de vestuarios. 

Tweet de TNT Sports Argentina

Todo eso ocurrió cuando terminaba de la primera mitad, pero ni bien inició la segunda parte, los de Luis Zubeldía golpearon. A los 49', luego de un centro, José Manuel López ganó de cabeza y marcó el 1 a 0 definitivo. Con este triunfo, los del Sur quedaron como únicos punteros, con 23 unidades.

Tweet de No Hay DT